Rehabilitación de edificios

La rehabilitación de edificios es una de nuestras especialidades. Reparamos fachadas y todos los elementos constructivos del inmueble, aportándole valor añadido al mismo sin generar molestias entre los vecinos y minimizando el impacto de la obra, sin renunciar, eso sí, a la calidad y al trabajo bien hecho.

 

Con el paso de los años, las diferentes viviendas se van deteriorando, perdiendo esas cualidades que las convertían en seguras para la habitabilidad. Garantizar su estado de conservación ha de ser, por tanto, una prioridad para los propietarios con el objetivo de asegurar su durabilidad y solidez en el tiempo. En definitiva, podemos decir que la rehabilitación de edificios sirve para resolver cualquier tipo de patología que sufre un conjunto de viviendas y que pone en riesgo la construcción.

 

Para poder emitir un diagnóstico certero es preciso un estudio en profundidad del estado en el que se encuentra el edificio, teniendo en cuenta una serie de aspectos como la seguridad del mismo, el consumo energético, los desperfectos más que estéticos estructurales… indicando las actuaciones de mejora a realizar. Se trata, sin duda, de una acción preventiva con claras ventajas para quienes habitan en estas viviendas: mejora de la eficiencia energética y el correspondiente ahorro que ello supone; se evita su devaluación, aumentado su valor y sus expectativas de cara a una futura venta o alquiler; se impide que las deficiencias empeoren, etc.

 

¿Aún no sabes que ganas con la rehabilitación de edificios?

 

Calidad de vida y bienestar. Todo ello, a consecuencia de apostar por una mayor seguridad, tranquilidad y ahorro. Gracias a ese estudio además de ofrecer una mejor imagen de su inmueble, éste contará con un gran valor patrimonial.

 

Hasta hace unos años, lo que hemos visto desde Impermeabilización Aparicio es que la rehabilitación de edificios estaba asociada a una necesidad puntual como el deterioro de una parte de la vivienda. Ahora, a la hora de acometer estas obras hay que pensar en términos energéticos. Para que lo entienda, las viviendas que se construyeron en nuestro país entre los años 50 y 80 sufren importantes pérdidas de calor en invierno, y en verano, la entrada del mismo es mayor, lo que se traduce en un gasto de energía considerable. Si se mejora su aislamiento térmico, el ahorro de energía representaría entre el 20 y el 50%.

 

Para más información, no dude en consultarnos. Nuestro equipo humano le ofrecerá asesoramiento técnico de calidad y la mejor solución a sus necesidades.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR