reparación de tejados en Madrid

Cuando queremos construir una casa no podemos empezar a levantarla por el tejado, sin embargo, a la hora de realizar una reforma este es el punto ideal de inicio para dar comienzo a los trabajos. Cualquier edificio se compone de paramentos verticales (fachadas) y horizontales (terrazas, cubiertas y tejados). Evidentemente estos elementos, que conforman la envolvente del edificio, se encuentran expuestos a los agentes externos como las inclemencias del tiempo. Con el paso de los años y la incidencia de dichos agentes pueden originarse desperfectos y problemas que deben solventarse de forma rápida y eficaz. Como empresa especializada en la reparación de tejados en Madrid, queremos destacar la importancia de dotar a esta parte del edificio de un adecuado sistema de aislamiento térmico y de impermeabilización.

Desde Impaparicio queremos presentarte los tipos de tejados más habituales en nuestro país, diferenciándose, básicamente, por el grado de inclinación de la cubierta. En las zonas donde tiene lugar un porcentaje mayor de precipitaciones anuales lo más habitual es encontrar tejados inclinados que cumplen la función de evacuar, de forma natural, el agua. En contrapartida en los lugares donde las precipitaciones no son frecuentes los tejados suelen ser planos, aprovechando estos espacios para construir terrazas u otras estancias aprovechables.

Desde nuestra experiencia en la reparación de tejados en Madrid te presentamos los trabajos más frecuentes en cuanto a la renovación y restauración de tejados y cubiertas:

  • Aislamiento térmico: Para alcanzar la eficiencia energética de la construcción es necesario renovar o instalar un sistema de aislamiento térmico en la envolvente del edificio. De este modo se evitarán las pérdidas caloríficas, manteniendo durante más tiempo las temperaturas del interior, contribuyendo a un ahorro del consumo energético relativo a los sistemas de climatización.
  • Impermeabilización: Estos sistemas son la única forma de evitar las filtraciones de agua de lluvia que pueden originar problemas de humedad en el interior del inmueble. La humedad es perjudicial para nuestra salud, pero además, las filtraciones de agua de lluvia pueden causar desperfectos de diversa consideración en la estructura del edificio.
  • Mantenimiento: Se trata de realizar labores de prevención para mantener los tejados y cubiertas en las mejores condiciones posibles durante más tiempo. Estos trabajos alertarán sobre los posibles problemas, evitando averías de mayor relevancia y obras más laboriosas y caras.
  • Reformas: Estos trabajos dependerán del estado en el que se encuentre este elemento arquitectónico, puede tratarse de reparar un pequeño deterioro o ser necesaria la renovación del tejado al completo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR