Cuando la reparación de tejados requiere un proceso de impermeabilización previo, las posibilidades de llevarlo a cabo son muy variadas en función de las técnicas y los materiales utilizados. Una de ellas es la impermeabilización con caucho, en la que aplicamos dos capas de este material de forma manual. ¿Y por qué el caucho está tan presente en los procesos de impermeabilización? Te lo contamos a continuación.

El caucho natural es una sustancia que se obtiene a partir del látex de los árboles y las plantas, que suelen producir aproximadamente un kilo al año. Aunque hoy en día, la mayor parte del caucho que se utiliza es de origen sintético y ha sido tratado mediante un proceso de vulcanizado para adaptarse a muchas más necesidades y usos.

Principales propiedades del caucho

El hecho de que el caucho sea utilizado como material impermeabilizante en los procesos de reparación de tejados de la misma forma que es usado en la fabricación de una gran cantidad de objetos cotidianos, se debe a que posee una serie de propiedades muy importantes como la repelencia al agua, la elasticidad o la resistencia eléctrica.

  • Repelencia al agua: Obviamente, si el caucho se utiliza en procesos de impermeabilización es por su propiedad de repeler el agua. Es cierto que el caucho natural tiene un poder de absorción de agua más bajo pero el sintético, gracias a los coagulantes usados en el látex para elaborarlo, impide totalmente las filtraciones de agua. A esta propiedad debemos unir que resulta fácil de instalar y ocupa poco espacio.
  • Elasticidad: Otras de las propiedades que hacen del caucho un material tan usado es su elasticidad, especialmente cuando se encuentra sometido a temperaturas muy altas. El caucho se vuelve muy moldeable, adquiriendo un alto grado de deformación que lo hace adaptable a diferentes estructuras, sin que por ello pierda su forma original una vez se haya enfriado. La elasticidad del caucho varía en función del árbol a partir del cual se haya obtenido el látex original, si bien es cierto, que ciertos procedimientos químicos pueden hacerla aumentar dentro de unos límites.
  • Resistencia eléctrica: Aunque esta propiedad lo ha hecho más popular entre los procesos de fabricación de máquinas industriales que en el sector de la impermeabilización, lo cierto es que el caucho posee una gran resistencia eléctrica, lo que le permite absorber muchas vibraciones sin acumular carga electroestática.

 

En Impermeabilizaciones Aparicio contamos con una dilatada experiencia realizando impermeabilizaciones de cubiertas con este material. Si quieres conocer de primera mano el proceso de aplicación del caucho, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR