Los trabajos de reparación de tejados en Madrid que realizamos en nuestra empresa persiguen dos objetivos principales: por un lado, solucionar las filtraciones de agua que pueden dar lugar a problemas de humedad y, por otro lado, mejorar el aislamiento de esta parte de la vivienda para evitar pérdidas de calor.

Y es que la reciente subida del importe de la luz ha puesto de manifiesto lo importante que resulta que todas las partes de una vivienda por las que pueda irse el calor, estén debidamente protegidas y aisladas para minimizar los gastos en la factura de climatización. Pero ¿cuáles son esas partes por las que se escapa el calor de una vivienda? Aunque ya te hemos adelantado que el tejado es una de ellas, está claro que no es la única, tal y como te vamos a contar en este post.

Techos y tejados: Tanto los techos interiores de una casa como el tejado exterior de la construcción son dos puntos críticos por los que se suele escapar gran parte del calor. Ambos deben contar con elementos aislantes que impidan la pérdida de calor como es el caso del corcho proyectado o el poliuretano. Junto a un buen aislamiento no puede faltar un correcto sistema de impermeabilización que impida la filtración de agua proveniente de la lluvia.

Fachada: Es otra de las partes por las que suele escaparse el calor del hogar. De ahí que llevar a cabo una rehabilitación de la fachada que mejore su aislamiento resulta no solo importante para mejorar la confortabilidad de la vivienda sino también para hacer que su precio de venta se revalorice en el mercado inmobiliario hasta un 40% más.

Puertas: Por otro lado, las puertas, tanto las interiores que cierran las diferentes estancias como la exterior, son las causantes de que se pierda una gran cantidad del calor que se escapa en una vivienda. Algunos estudios confirman que más del 50% del calor suele irse por estas estructuras que no suelen estar protegidas, presentan problemas de anclaje o simplemente están elaboradas con materiales poco aislantes que actúan como puentes térmicos.

Ventanas: Y lo mismo pasa con las ventanas, de ahí que resulte tan importante sustituir las viejas por unas nuevas de PVC o aluminio que sean totalmente estancas y garanticen la máxima hermeticidad. Es la mejor forma de evitar fugas de calor, además de conseguir un mejor aislamiento acústico, aspectos ambos que garantizan las ventanas de doble acristalamiento.

Tuberías: Y por último, como expertos en la rehabilitación de edificios y la reparación de tejados en Madrid, podemos asegurarte que las tuberías son unos elementos por los que se fuga mucho más calor de lo que nadie imagina. Tuberías mal aisladas se convierten en un punto de fuga del calor, además de que en poblaciones con temperaturas muy bajas, corren el riesgo de congelarse.

Si quieres que tu hogar esté en perfectas condiciones y resista las inclemencias meteorológicas, nada como contar con una empresa como Impermeabilizaciones Aparcicio, donde encontrarás un equipo con gran experiencia para desarrollar todo tipo de proyectos que mejoren el aislamiento y la impermeabilización de las viviendas. Pídenos presupuesto sin compromiso.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR