En Impermeabilizaciones Aparicio nos sorprende la percepción equivocada que muchos de nuestros usuarios tienen sobre el aislamiento de edificios en Madrid, ya que no son trabajos tan complicados ni tan costosos de lo que al principio pueda parecer. De hecho, la puesta en marcha de esas medidas conlleva un montón de beneficios notables que repercutirán en nuestro bienestar y confort en el interior de nuestro hogar. Uno de los consejos que ofrecemos a nuestros clientes es que aprovechen las obras de rehabilitación de edificios en Madrid o cualquier reforma, por pequeña que sea, para aislar térmicamente el piso o el inmueble. A la larga verán recompensado en una factura de energía mucho más reducida el gasto que supuso añadir material de aislamiento a la vivienda.

El aislamiento es algo que no se ve pero que se nota. Tu edificio lo notará, el medio ambiente, tu bolsillo y también tu familia. Y si hacemos cálculos, una comunidad de vecinos podría amortizar la obra en unos 5 o 7 años.

Hoy en día, todos los esfuerzos se están centrando en la construcción de nuevos edificios más eficientes (hablando en términos de energía). Pero, ¿qué ocurre con los ya existentes? ¿Qué acciones se pueden tomar?

Dada nuestra experiencia en la rehabilitación de edificios en Madrid, no hay ningún motivo que nos lleve a pensar que un inmueble ya construido no pueda disfrutar del mismo ahorro energético que uno nuevo.

Desde Impermeabilizaciones Aparicio somos conscientes de que siempre existe un margen de mejora y que podemos conseguir un mayor aislamiento en fachadas, cubiertas y suelos ya levantados. Lo mismo en ventanas y en puertas.

En cuanto a las características que debe reunir un edificio más eficiente éstas son algunas de ellas:

  • Aislamiento térmico envolvente en muros, techos y ventanas.
  • Una adecuada orientación del edificio que permita la entrada de sol en invierno y que evite las sombras de otros inmuebles adjuntos.
  • Que cuente con protecciones solares naturales, fijas o móviles para reducir la entrada del sol en verano.
  • En azoteas y tejados que incorporen elementos que den sobre y dupliquen el espesor del aislamiento térmico.
  • Que utilicen ventanas de doble cristal y una carpintería más estanca, así como un buen sellado de las juntas y de los huecos de los cerramientos.

Si tienes alguna duda al respecto, nuestro equipo técnico estará encantado de asesorarte.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR