Parece que el invierno ha llegado para quedarse. Se las estaba esperando y, aunque más tarde de lo previsto, las lluvias han hecho acto de presencia. Para aquellos que han hecho los deberes y han aprovechado el buen tiempo para la reparación de imperfecciones o para la rehabilitación de fachadas en Madrid no tienen de que preocuparse pero, ¿qué ocurre si nuestro edificio no se encuentra protegido al 100%?

¿Estás seguro de que tu piso está preparado para hacer frente a las inclemencias meteorológicas propias de esta época del año? Una cubierta con grietas, una teja mal colocada, una impermeabilización en mal estado… Nuestra vivienda puede convertirse en un verdadero coladero de quebraderos de cabeza. Todavía no ha terminado el invierno y lo peor puede estar por venir, así que aprovecha los siguientes consejos que te ofrecemos para disfrutar de tu casa cuando fuera el mercurio marca unas temperaturas bajo cero.

¡Prepara tu edificio para el frío invierno!

1.- Aísla tu fachada y pon freno a las bajas temperaturas

La fachada de nuestro edificio está sometida durante todo el año a los efectos de las inclemencias meteorológicas. Ese impacto provoca una serie de deterioros, algunos visibles y otros no tanto. Si la dotamos de un material aislante de primera calidad conseguiremos mejorar el confort en el interior de nuestra vivienda. Si quieres un consejo, para instalarlo correctamente confía en la experiencia de profesionales y garantízate la estanqueidad del edificio. A la larga, con los trabajos de rehabilitación de fachadas en Madrid no solo mejorará la estética del inmueble, lograremos también reducir nuestro gasto energético.

2.- Revisa tus cubiertas y tejados

Una teja rota o mal colocada o una cubierta dañada no podrá ningún tipo de resistencia al paso del agua de lluvia que se filtrará hacia el interior. La presencia de goteras en el hogar es una señal evidente de que es necesario volver a impermeabilizar. Una buena impermeabilización nos ayudará a mantener secas todas las zonas de la casa, desde el techo hasta el sótano.

3.- Comprueba los sumideros, arquetas y los canalones

Aunque resulta una obviedad, desde Impermeabilizaciones Aparicio queremos resaltar la necesidad de evitar que la suciedad y las hojas que caen de los árboles nos impidan evacuar el agua acumulada en los mismos, ya que pronto aparecerán los olores. Y en el caso de los canalones, corremos también el riesgo de que se desplomen a consecuencia del peso.

¡Toma nota y ponte manos a la obra!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR